El verano es una buena estación del año para mejorar el bienestar físico y emocional de la gente mayor.

Por este motivo, además de seguir las actividades y dinámicas que ofrecemos todo el año, el buen tiempo es una época muy buena para realizar algunas actividades «diferentes» que rompan la rutina.

Por supuesto, siempre teniendo en cuenta hacerlas en las horas de menos calr, nuestro patio se convierte en un espacio perfecto para pasar un buen rato.

Actividades para romper la rutina

Romper la rutina diaria del centro de día ofrece grandes beneficios a nuestros mayores.

Una paella en eAvis invitando a familia y amigos, salidas a la playa acompañados por nuestros profesionales para bañarse o mojarse los pies, talleres especiales… Nos gusta organizar estas “actividades diferentes” pues son experiencias que potencian los vínculos sociales entre ellos y aumenta su motivación.

A todos nos gusta hacer cosas nuevas y, desde el primer momento, involucramos a nuestros mayores a preparar la actividad, potenciando funciones cognitivas como la planificación y la memoria.

Además, una vez realizada la actividad, compartimos entre todos la experiencia redordando lo que hicimos y también les animamos a explicar y recordar experiencias similares del pasado.

Actividades de verano para personas mayores teniendo en cuenta el calor

Como hemos señalado, las actividades en el exterior siempre las realizamos en las horas de menos calor.

Este es un punto muy cuando cuando hablamos de gente mayor pues tienen un riesgo más elevado de deshidratación por lo que deben beber agua más a menudo, como se explica en este video del Canal Salud de la Generalitat de Catalunya.

Por si sirve de ayuda, os compartimos algunos consejos para que estén bien hidratados y eviten los efectos del calor:

Actividades de verano para gente mayor
  • Beber a menudo y en pequeñas cantidades. Aunque no se tenga sed, son aconsejables 2 litros al día.

  • Tomar alimentos ricos en agua: verdura, frutas, gelatinas…

  • Mantenerse en un ambiente fresco y ventilado.

  • Utilizar ropa i calzado cómodos que faciliten la transpiración.

  • Evitar la exposición solar en horas de más calor.

  • Utilitzar protecció solar.

  • En la calle llevar sombrero, gafas de sol y abanico.

Otro punto que no debemos olvidar es la dieta y os invitamos a leer este artículo en el que damosalgunas recomendaciones de nutrición de la gente mayor y un ejemplo del nuestro menú semanal.